Se terminan las direcciones IPv4

La Corporación para la Asignación de Nombres y Números en Internet (ICANN) declaró que la historia de la red más importante del mundo ha alcanzado un punto crítico al entregar las últimas direcciones IP bajo el protocolo IPV4.

“Este suceso implica que la expansión en un futuro de Internet dependerá de la distribución de direcciones basadas en el protocolo de Internet de la siguiente generación, el llamado IPV6,” informó la ICANN.

El presidente y jefe ejecutivo de la ICANN, Rod Beckstrom, comentó que esta situación no pilla a nadie por sorpresa y que la comunidad técnica ha estado planeando el término del antiguo protocolo desde hace tiempo.

“Esto significa que la adopción del IPV6 es ahora de gran importancia, ya que permitirá que Internet continúe con el increíble crecimiento e innovación con los que hasta ahora ha contado,” agregó.

El nuevo protocolo permitirá la creación de un billón de trillones veces más direcciones que los 4.3 billones de direcciones que dio el IPV4.

Dos bloques de direcciones IP, fueron entregadas esta semana a la institución de Registros de Internet Regionales  (RIR) para Asia del Pacífico así como los 5 últimos durante una ceremonia celebrada en Miami esta mañana.

Lo que hace diferentes a estos protocolos es la forma en que mapean las direcciones en Internet. Una dirección tradicional del IPV4 se ve como esta “210.1.4.4”, un cuarteto de números cuyo rango va desde el 0 hasta el 256 y cuyas permutaciones permiten la localización de una página y su comunicación con las computadoras y otros dispositivos que se conectan a Internet gracias a sus 32 bits de direccionamiento.

Estos números se resuelven en nombres como Google.com y así es más fácil ser recordados por las personas en lugar de escribir todo el cuarteto en cada ocasión que deseamos buscar algo.

El IPV6 tiene 128 bits, lo cual añade un rango más amplio al direccionamiento de la misma forma que los códigos en la marcación de un teléfono. Por ejemplo, cuando nos quedamos sin número telefónicos basta añadir más números para ampliar su capacidad y esto mismo hizo ICANN por medio del IPV6.

Esta situación, causó temor entre los desinformados del mundo debido al amarillismo que hizo creer que muchas computadoras y el mismo Internet quedarían inservibles dando fin a esta gran red. Sin embargo, la ICANN explicó que todo seguirá funcionando perfectamente.

Artículos Relacionados:

Articulos relacionados :

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook

Sin comentarios... Animate y escribe un comentario!