Brasil ya no quiere ser espiado

Hace unos meses que saltó esta noticia a la palestra junto con la de los espionajes realizados por EEUU en todo el mundo. Brasil está creando su propia red de Internet para evitar que otros países puedan acceder a ella.

Esta medida ya ha sido sancionada por la presidenta Dilma Rousseff y la nueva red quiere estrenarse para principios de 2014. La principal intención es crear una estructura segura de encriptación para que ningún organismo de espionaje pueda tener acceso a las comunicaciones de este país.

brazil

La noticia se ha extendido por otros países que ya han empezado a trabajar en la creación de sus propias conexiones de Internet. Por ejemplo, en Alemania la principal compañía de comunicaciones (Deutsche Telekom) ya ha comenzado su proyecto. México, Ecuador o Francia también están desarrollando un plan de red propio.

Protesta en la ONU

Tanto Brasil como Alemania presentaron un proyecto ante las Naciones Unidas para poner coto al espionaje en la red. Esta resolución va encaminada a proteger la seguridad nacional de los países tanto como la privacidad en el uso de Internet de los particulares.

Renovación de los servicios públicos

Otro de los argumentos que se han utilizado en Brasil para llevar a cabo esta idea es la de ofrecer cobertura renovada y mejor a los distintos municipios del país. De este modo el Servicio Federal de Procesamiento de Datos (SERPRO) está creando el servicio dentro del marco del proyecto Cidades Digitals que llevará a cabo en 80 localidades.

La inversión destinada a ofrecer servicios de Internet gratuitos a más de 50.000 habitantes es de unos casi 4 millones de dólares, que se han gastado en equipos, servidores y conexiones entre sus tres centros de datos. Además, con esta medida el gobierno brasileño espera ahorrar en contratos de prestaciones tecnológicas unos 6,6 millones de dólares al año.

 

Articulos relacionados :

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook

Sin comentarios... Animate y escribe un comentario!